Día Mundial del Corazón: Cuídate, cuídalo.

shutterstock_335916854

Día Mundial del Corazón: Cuídate, cuídalo.

Hoy, 29 de septiembre, es el Día Mundial del Corazón y creemos importante compartir con todos vosotros ciertos consejos que os ayuden a prevenir enfermedades cardiacas.

 

Para poneros en situación, la Fundación Española del Corazón alertó en 2015 de que las dolencias relacionadas con el corazón afectaron a casi 230.000 españoles en ese año.

Para disminuir este numero de dolencias y enfermedades año tras año es necesario que cada uno de nosotros considere invertir cierto tiempo en adoptar hábitos saludables que pueden generar una gran diferencia, sin tener que realizar demasiado esfuerzo.

 

Siguiendo estas pautas se asegura no solo una vida  más longeva sino hacerlo en mejores condiciones.

 

  • Vive más tranquilo. Lucha contra el estrés. Este aumenta la frecuencia cardiaca y la presión arterial, lo que se traduce en daños en las arterias. Plantéate practicar actividades como el yoga.

 

  • Vigila tu peso de vez en cuando y aliméntate correctamente: Un peso adecuado se logra al equilibrar las calorías que se ingieren con las que se consumen durante el día. Lo ideal es gastar más de lo que se come. Incorpórate en tu día a día una dieta rica en pescados azules, carnes magras, frutos secos, aceite de oliva, lácteos descremados, frutas, verduras y legumbres, que aporten los minerales y vitaminas que el cuerpo necesita.

 

  • No ignores los ronquidos. Uno de cada cinco roncadores padecen apneas de sueño que pueden derivar en enfermedades cardiacas y cerebrales.

 

  • Observa el colesterol y la glucosa: el exceso de colesterol se deposita en las paredes de los vasos sanguíneos y obstruye el flujo de sangre. Mira si en ayunas los resultados del colesterol superan los 200 mg/dl y la glicemia es mayor a 100 mg/dl y si es asi hay que consultar con un especialista.

 

  • Duerme bien: Duerme al menos 8 horas diarias porque el descanso permite reponer energías. Evita el consumo de estimulantes o exceso de cafeína para rendir durante el día.

 

  • Haz ejercicio: El corazón, como todos los músculos, necesitan ejercitarse para mantenerse en forma. Realiza actividad física de manera regular para mejorar la circulación sanguínea en todo el cuerpo. Las arterias lograrán mayor y mejor dilatación, los niveles de colesterol en sangre se regularán y la presión arterial disminuirá. (Se recomienda realizar 150 minutos semanales de ejercicio aeróbico de intensidad moderada.)

 

  • Contrólate la presión: la presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Los niveles de una persona sana están debajo de los 140/90 mm de mercurio. Una medida útil es disminuir el consumo de sal.

 

  • No fumes (y no consumas alcohol): el tabaco disminuye la cantidad de oxígeno en sangre, estrecha y endurece la capa interna de las arterias y hace que la presión arterial aumente. Además el tabaco es el causante de la reducción de los niveles de colesterol bueno (HDL) en sangre y de incrementar los niveles del malo (LDL).

 

  • Controla la diabetes: La diabetes puede provocar graves alteraciones en el corazón, y si tienes hay antecedentes familiares directos o se tiene obesidad, se estará más predispuesto a desarrollarla.

 

  • Consume menos sal. La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda consumir entre 3 y 6 gramos de sal al día.

 

  • Realiza chequeos periódicos. Se estima que la mitad de las personas que mueren repentinamente por males coronarios no sabían sobre su problema. Es fundamental la realización periódica de chequeos médicos.

Sorry, the comment form is closed at this time.