Consejos para cuidadores de un enfermo crónico avanzado.

7

Consejos para cuidadores de un enfermo crónico avanzado.

Consejos para cuidadores de un enfermo crónico avanzado.

Cuando una persona es diagnosticada con una enfermedad crónica avanzada o terminal, requiere toda la atención y tanto la familia como los profesionales de la salud se vuelcan en el paciente.

Para ayudar a paciente, familia y médicos, existe una labor muy importante: la del cuidador. El rol de esta persona es vital, ya que son los que sustentan a diario a los pacientes. Sus tareas van desde preguntarles si se han tomado la medicación hasta asearles si se encuentran impedidos. También deben asegurarse de que el paciente tenga comida, ropa limpia y lo más importante, un brazo dónde apoyarse y unos oídos que lo escuchen.

Puede parecer un papel secundario en el mundo de la salud, pero es tan importante como el mismo tratamiento y a veces, uno se olvida del cuidador y de cómo puede sentirse.

Día tras día está ahí, ayudando a una persona enferma que muchas veces pagará su frustración y malestar con esa persona.

Es por eso que, a todos aquellos que están al lado de un ser querido enfermo, queremos darles algunos consejos a la hora de desempeñar el papel de cuidador y ayudar a pasar por este proceso con mayor calidad de vida.

  • Dedicate tiempo a ti mismo:

    Procura buscar momentos durante el día para dedicártelos a ti. Siempre que te sea posible, aprovecha los momentos de descanso del paciente para hacerlo tu también. Da un paseo, observa la naturaleza, mira hacia el cielo, siente el sol en la cara…
    Un breve paseo de 15 minutos te ayudará a mejorar tu estado de ánimo.

  • Cambia la alimentación:

    Si normalmente consumes productos como café o bebidas azucaradas, intenta evitarlas ya que facilitan el nerviosismo.
    Intenta mantener una dieta sana y equilibrada con verduras, legumbres, frutas, cereales, etc. Cambiando un poco la alimentación te beneficiarás de sus efectos saludables, como más energía física y mental  y dormir mejor.

  • Habla:

    Busca alguien con quien hablar de lo que sea, tanto de la situación que vives para liberar el estrés que esta causa como de cosas sin importancia, que te ayudarán a distraerte y relajarte.
    Es importante tener a personas en las que apoyarnos y sentirnos arropados.

  • Mira películas, series y lee:

    Un buen libro es una forma de entretenimiento íntima y silenciosa. Dejarte absorber por una historia hará que te relajes, que te distraigas y además lo haces sin molestar a nadie.
    Procura desconectar de tu día a día transportandote a otros escenarios distintos al momento que vivimos.
    Mirar películas y series producirán los mismos efectos que la novela, y si estas son de carácter cómico, nos beneficiaremos de los efectos post-risa, dónde la presión sanguínea baja y el corazón se desacelera.

  • Despídete de tu ser querido:

    Aceptar que nuestro ser querido está viviendo la etapa final de su vida es algo muy difícil de hacer. Pero no hay que dar la espalda a la muerte. Aunque no sabemos con exactitud cuándo sucederá, el final es inevitable. Por eso, la persona que está a punto de partir necesita recibir todo el amor y apoyo que podamos darle.
    Decir todo lo que sentimos y hablar con el ser querido es mucho más sano que guardar nuestros pensamientos y arrepentirnos más tarde de no haberlo hecho cuando era posible.

Esperamos que estos consejos para cuidadores os sirvan en una etapa muy difícil de sobrellevar en la vida como es el final de la vida de un ser querido.

Sorry, the comment form is closed at this time.